Lunes, 01 de agosto de 2011

Mirad cual amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios (1 Juan 3). El buen pastor su vida da por las ovejas. Ellas me conocen y me siguen, y no seguir?n la voz del extra?o. Pero vosotros no cre?is, porque no sois de mis ovejas. Yo pongo mi vida por las ovejas (Juan 10).

A los que antes conoci?, a estos predestin?, llam?, justific?, Romanos 8 (versos 29 al 30), nadie puede acusar a los elegidos de Dios (versos 31 al 35) y nadie nos podr? separar del amor de Dios, que es en Cristo Jes?s Se?or nuestro (verso 39).

Dios nos conoci? en el sentido de que tuvo relaci?n ?ntima con nosotros, as? como Ad?n conoci? a Eva su mujer y tuvieron uno y muchos hijos. As? como Dios no hubo conocido a m?s nadie en la tierra sino a Israel, de igual forma Cristo dir? en aquel d?a: nunca os conoc?, apartaos de m? al lago de fuego. Un Dios omnisciente tuvo que haber conocido a todos los habitantes de la tierra, al igual que su Hijo tuvo que haber conocido de antemano a todos los imp?os a quienes dir? apartaos de m?, nunca os conoc?.? De la misma manera, Ad?n tuvo que haber conocido a Eva mucho antes de tener relaciones ?ntimas con ella, para que concibiera. Lo mismo se dice de muchas personas en el Antiguo Testamento, que se allegaron a otras como quien conoce a esas otras personas.? Recordemos que Jos? no conoci? a Mar?a, su mujer, hasta que dio a luz al hijo. Sin embargo, la llevaba en un burrito hacia el pesebre, pues ten?a cuidado de ella y ya el ?ngel se le hab?a aparecido para decirle que no tuviera temor o preocupaci?n por su embarazo. Esto nos demuestra que el verbo conocer tiene al menos dos sentidos en la Biblia: el del conocimiento intelectual y racional por el cual sabemos o nos enteramos de los hechos, y el de la relaci?n ?ntima o comuni?n con las personas.

En el texto de Romanos 8 deducimos por su contexto que se refiere al amor especial de Dios por sus elegidos, de acuerdo a lo que dice m?s adelante en el cap?tulo 9: a Jacob am? mas a Esa? aborrec?, antes de que hiciesen bien o mal, para que el prop?sito se mantenga por el que elige, y no por las obras. Y en otros textos se agrega: de otra manera la gracia ya no ser?a gracia.

Cristo se entreg? a s? mismo por su iglesia, no por el mundo (Efesios 5: 25-26). Dios am? al mundo, pero no a cada uno en particular o distributivamente, sino en el sentido colectivo, como cuando decimos que toda Jerusal?n era bautizada por Juan el Bautista, aunque sepamos que muchos no acudieron a esa cita: los fariseos, los saduceos, los del Sanedr?n, etc. Dice la Biblia que hubo un censo en toda la tierra, pero sabemos que estuvo limitado a un espacio determinado de una naci?n, y ni siquiera se refiere a todo el imperio Romano conocido de entonces. Por eso las palabras todo, toda, todos, todas no significan siempre cada uno en particular, sino m?s bien hace referencia a los miembros de una clase, de una categor?a, de un colectivo. Sabemos que todo aquel que cree en Jes?s ser? salvo, pero ?qui?n cree al anuncio de Dios? Los llamados por el Padre, pues todo lo que el padre le da a Jes?s vendr? a ?l, y ?l no le echar? afuera, pues nadie puede venir a m? si el Padre que me envi? no le trajere. Por algo dijo Isa?as: si el Se?or no nos hubiese dejado remanente, ser?amos semejantes a Sodoma o a Gomorra.

Muchos se ofendieron cuando Jes?s les hablaba del pan de vida que descendi? del cielo, porque les hab?a dicho algo acerca de la predestinaci?n: que nadie ir?a a ?l a menos que el Padre as? lo hubiese acordado. Esos ofendidos eran tambi?n disc?pulos suyos y se fueron argumentando que esa palabra era dura de o?r, porque Jes?s les hab?a preguntado si eso les ofend?a (Juan 6). El profeta Isa?as hab?a anunciado que el siervo del Se?or salvar?a a muchos, y no dijo que a todos.

La Biblia ha sido muy enf?tica en afirmar que la humanidad entera muri? en el Ed?n bajo la cabeza federal de Ad?n. De manera que ella est? totalmente depravada, muerta en delitos y pecados, sin deseo de buscar lo bueno, enemistada con Dios. Por otro lado se afirma que Dios odia a los imp?os, los aborrece y est? enojado todos los d?as contra ellos. Dios aborrece?el consejo de los?imp?os (Job 21:16). Dios es juez justo,?y Dios est? airado contra el imp?o todos los d?as (Salmo 7:11). Jehov? prueba al justo;?pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece. Sobre los malos har? llover calamidades; fuego, azufre y viento abrasador ser? la porci?n del c?liz de ellos (Salmo 11: 5-6).?Adem?s, la Biblia sostiene que Dios hizo al imp?o para el d?a malo (Proverbios 16:4). Con estas pruebas bastar?a para entender que el amor de Dios por el mundo no es particularizado a cada habitante que en ?l mora, sino que va dirigido a su pueblo elegido para tal fin, ya que de los justos se dice que Dios los ama con amor eterno. ?Y cu?ndo fueron o son justos los justos? Somos justificados por Dios a trav?s de Jesucristo, por el prop?sito de su plan eterno e inmutable, gracias a que El nos escogi? antes de la fundaci?n del mundo.

Si hubiere duda, veamos dos textos que hacen referencia al fin de los tiempos: Apocalipsis 13: 8 y 17:8. En ellos se asegura que la gente adorar? a la Bestia o al Anticristo de acuerdo a un plan e Dios, quien ha puesto en sus corazones el hacer semejante maldad y atrevimiento. ?Pero qui?nes son ellos, los que adoran a la Bestia? Son aquellos cuyos nombres no est?n inscritos en el libro de la vida del Cordero desde antes la fundaci?n del mundo.

?Tom? a Dios por sorpresa el mal? No. La Biblia asegura que el Cordero de Dios estaba preparado (otros textos de la Biblia hablan incluso de inmolado) desde antes de la fundaci?n del mundo. De manera que un Dios perfecto e inmutable por definici?n no puede cambiar. Si prepar? a su Hijo para el sacrificio como Cordero de una expiaci?n que ir?a a hacer, entonces prepar? tambi?n la ca?da de Ad?n. Era imposible que Ad?n no cayera. Y nada puede suceder sin que Dios no lo proponga. Nada de su creaci?n escapa a su influencia, control y dominio. Eso es parte de la profundidad y de las riquezas del conocimiento de Dios. Eso es parte de lo inescrutable de sus caminos y de su sabidur?a.

De all? que si Cristo hablaba en par?bolas lo hac?a para que oyendo no entendiesen, pues ten?a el prop?sito de juzgar a algunos, y de salvar a otros, a quienes les explicaba las par?bolas. A Nicodemo le asegur? que era necesario nacer de nuevo para ver el reino de Dios, pero que eso no depend?a sino de la voluntad de Dios, por la operaci?n del Esp?ritu, quien es como el viento que sopla de donde quiere, sin que podamos controlar a nuestra voluntad. Le asegur? enf?ticamente que no depend?a de voluntad humana, de carne, de sangre o de var?n, sino de Dios. Y se entiende que ha de ser as?, pues una humanidad muerta en delitos y pecados no puede tener voluntad para buscar las cosas de arriba. Por eso es necesario nacer de nuevo.

En esto hemos conocido el amor, en que ?l puso su vida por nosotros... (1 Juan 3: 16). Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos (Juan 15: 13). ?Yo soy el buen pastor;?el buen pastor su vida da por las ovejas. Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. As? que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas. Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las m?as me conocen,?as? como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre;?y pongo mi vida por las ovejas (Juan 10: 11,14,15).????

Estos textos, entre tantos m?s, han de hablarnos sobre esta gran verdad, que Jesucristo salva a quienes el Padre ha se?alado para tal fin desde antes de la fundaci?n del mundo. Que esa salvaci?n tan grande es la perfecta manifestaci?n de ?l para con nosotros, pues no hay mayor amor que ese: que uno ponga su vida por sus amigos.? Ahora hemos sido declarados amigos de Dios, como lo fuera Abraham en otro tiempo. Ese es el canto de Juan cuando exclama acerca del amor que nos ha dado el Padre, porque ahora somos llamados sus hijos. Es tiempo de echar fuera el temor, pues en el perfecto amor no tiene cabida.

C?sar Paredes

[email protected]

destino.blogcindario.com

?

?


Tags: SOBERANIA DE DIOS

Publicado por elegidos @ 14:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios