Martes, 13 de noviembre de 2007

Para Her?clito de ?feso todo fluye, lo ?nico que no cambia es la idea del cambio.? De esta forma parece ser que nadie se sumerge dos veces en el mismo r?o, puesto que en el devenir de los eventos estamos sometidos a la continua transformaci?n. ?No somos los mismos de hace dos o tres segundos cuando se inici? la lectura de este cap?tulo.? Hay un cambio molecular continuo, marcado por lo diacr?nico. Guardamos el dinero, casi todos nuestros bienes, hasta 'conservamos' la salud, pero el tiempo no lo podemos ahorrar.

En el mismo r?o entramos y no entramos, pues somos y no somos (los mismos).? La ley que Her?clito denomina?Logos?rige el fluir, el devenir del mundo, del mismo modo que habla y da signos al hombre.? Her?clito asegura que la mayor?a de las personas no saben escuchar a ese Logos, y sostiene que la inteligencia junto a la raz?n son necesarias para comprender la realidad, pues no basta con los sentidos para alcanzar a entenderla.? El Logos permite el constante cambio en el mundo, envolvi?ndonos en una din?mica en donde el mismo r?o cambia en forma instant?nea; el Logos hace y permite adem?s lo inexorable del tiempo.

Frente a esta posici?n est? la de Parm?nides. Son dos fil?sofos que vivieron en la misma ?poca, uno en Efeso y otro en Elea.? A Parm?nides se le conoce?El poema del Ser, en donde a?grosso modo?indica que?el?Ser es, el?no ser no es.? Recalca ciertos atributos del Ser, uno de los cuales es precisamente su inmutabilidad. ?Parm?nides lo dice en el poema, al mismo tiempo que lo inferimos de otro de sus conceptos sobre la Unicidad del Ser:?si el ser es, lo uno es.? La idea del ser se opone al cambio, al devenir, pues si algo cambia se supone que lo que ahora es antes no lo era.? All? difiere de Her?clito, pues el cambio presupondr?a el paso del ser al no ser, y a la inversa, del no ser al ser. ?Ello ser?a imposible de aceptar ya que si el 'ser' es, el 'no ser' no es.

Como consecuencia l?gica el ser es?ing?nito, no puede el ser provenir del ser, porque entonces ya habr?a sido.? Al decir que procede del 'no ser' ser?a como concebir al 'no ser' como 'ser', un asunto inadmisible y contradictorio.? Por la misma raz?n, el ser es imperecedero, pues si dejara de ser se convertir?a en 'no ser', y ello de nuevo es imposible, puesto que el 'ser es' y el 'no ser no es'.

La Biblia nos muestra que Dios no tiene ni principio ni fin.? Parm?nides logr? inferirlo por la v?a de la raz?n.? La Biblia nos dice que Dios no cambia, no tiene sombra de variaci?n, en ?l no hay mudanza. ?Parm?nides logr? inferirlo tambi?n al decirnos que el Ser no cambia, puesto que dejar?a de ser al convertirse en algo distinto.

De acuerdo a nuestra visi?n de las cosas, nosotros nos movemos entre opuestos; gracias a esta relaci?n de contrarios, armamos el conocimiento.? ?Qu? es lo hermoso sino lo contrario de lo feo? ?Y ?qu? es lo feo sino lo contrario de lo hermoso? ?C?mo definir?amos lo grande, si no es en virtud de su opuesto, lo peque?o? ?No es lo alto lo contrario de lo bajo, y viceversa? Lo bueno es a lo malo su opuesto.? Eso ya lo tenemos claro.? Sin embargo, Dios no tiene su opuesto, ya que ?l es el Ser, y no puede haber un 'no Ser'.? ?Lo que 'no es' no puede llegar a ser.? Pero el diablo, Satan?s, Lucifer, la serpiente antigua, el drag?n, como quiera que se le llame, no es el opuesto a Dios.? Lucifer se opuso y se opone a Dios, pero no es su opuesto; precisamente ese fue su error, ?l dijo?subir? a lo alto y ser? semejante al Alt?simo.? A Cristo le ofreci? objetos, regalos, tronos, reinos del mundo, si tan s?lo le adoraba.? Quer?a el reconocimiento del Hijo de Dios como uno de sus trofeos m?s anhelados, pero no lo consigui?.? Le fue imposible no solamente por la envergadura del Hijo, por su temple y su disposici?n en unicidad con el Padre (mi Padre y yo uno somos), sino por el principio mismo mencionado por Parm?nides, 'el no ser no es' y 'el ser es' y no puede 'no ser'.? Satan?s quiso ser Dios, pero le era impl?cita esa imposibilidad, porque Dios no puede tener 'otro' Dios, ya que ?l no deja de ser.? Es inmutable.

Satan?s tiene que conformarse con ser criatura, no Creador. La promesa dada por ?l a la humanidad, en el huerto del Ed?n, no pudo ser m?s falaz,?ser?is como dioses.? En cierta medida es verdad,?como?dioses. No dijo ser?is dioses. ?En esa proposici?n comparativa, la persuasi?n tuvo el efecto deseado en los hombres,?si no soy Dios ser? como ?l.? Pero el error de Lucifer fue m?s all? del error de Ad?n y de Eva.? El quiso ser Dios, no como Dios.? El?ser? semejante al Alt?simo?llevaba impl?cito el tomar su lugar. ?Vaya disparate!? ?C?mo ca?ste del cielo, oh Lucero, hijo de la ma?ana! Cortado fuiste por tierra, t? que debilitabas a las naciones.? T? que dec?as en tu coraz?n: Subir? al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantar? mi trono, y en el monte del testimonio me sentar?, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subir?, y ser? semejante al Alt?simo?(Isa?as 14: 12-14).

Podemos entender que la variaci?n, el cambio, son actos relativos al espacio-tiempo. En esta perspectiva, como humanos, seguimos el planteamiento de Her?clito.? Dios inmutable, sin mudanza ni sombra de variaci?n, est? por encima de esta dimensi?n.? Por encima no implica que no entre a morar en nosotros, que no entre su reinado en la tierra. ?Implica que ?l como Legislador Supremo no tiene que someterse a las normas que hizo para su creaci?n. Eso tambi?n lo inferimos del poema de Parm?nides, aunque est? revelado en la Biblia y se infiere de lo que implican sus nombres y su concepto.

Uno de los nombres con que se le conoce es?Adonai, con el cual nos da a entender que ?l es 'alguien que controla o que est? a cargo en forma absoluta'.? Literalmente es un plural, que puede ser mayest?tico, por el reconocimiento de su majestad. ?Se leer?a como 'mis se?ores', o 'mi Se?or de se?ores'. ?En el G?nesis 1:1, en lengua hebrea, vemos ese plural que refiere al Dios Trino, pues literalmente dice as?: 'En el principio?cre??los dioses los cielos y la tierra'.? N?tese que el verbo est? en singular, lo que indica que se trata de un solo Dios.? El sujeto plural, los dioses, nos puede indicar que Dios es Trino y Uno.? Elohim, otro de sus nombres, es claro ejemplo de lo antes dicho. ?Es un plural que se usa reiteradamente con verbos en singular, as? como con adjetivos y pronombres en singular.

Yahveh, 'Dios de los ej?rcitos', conlleva una significaci?n importante para el mundo cristiano.? Su ?timo implica 'har? que sea posible'.? Es el Dios que trae a la existencia: Yo soy. ?Tambi?n ser?a el Dios que cumple sus promesas, el Dios de la providencia, o La Providencia misma. ?Pero entre tantos nombres citados en la Biblia, el Nuevo Testamento refiere a Dios con el vocablo griego Despotes. Este t?rmino hace alusi?n a los se?ores que ten?an esclavos a su servicio.? El significado m?s cercano ser?a uno que tiene autoridad sobre otro.? No pod?a ser de otra forma, pues el mismo Dios del Antiguo Testamento es el Soberano.? Una frase c?lebre de Jesucristo recoge la idea sumida en Despotes: ?Y si yo quiero que este quede hasta que yo venga, a ti qu?? As? le dijo Cristo a Pedro, cuando le pregunt? acerca de lo que le suceder?a a Juan. ?Es el Dios de autoridad, que no consulta, que no pide consejo, pero que s?lo anuncia e informa a su pueblo.

Cuando Pablo menciona que los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables (Romanos 11: 29), asume que Dios no permite que nadie cambie sus planes (consejos, prop?sitos). ?Si los griegos en su sabidur?a se propusieron estudiar ciertas cualidades que se infieren de Dios (aunque lo llamen Ser), nosotros los receptores de su revelaci?n necesitamos estudiar lo revelado. Jorge Luis Borges relata sobre un personaje que ten?a bajo el brazo un libro que hablaba de su vida, pero que nunca lo ley?. ?Si leemos el libro que habla de nosotros, podr?amos avizorar un panorama m?s alentador y de gran esperanza para nuestras vidas.? Porque el Ser es, lo cual implica que siempre ser?.?

C?sar Paredes

[email protected]ahoo.com

destino.blogcindario.com



Tags: SOBERANIA DE DIOS

Publicado por elegidos @ 23:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios